Cuando una pareja se enfrenta a hacerse por primera vez una sesión de fotos de preboda no se suele sentir cómoda a priori. Hoy en día hacemos multitud de fotos con los móviles, nos hacemos selfies con los amigos, sacamos fotos de cualquier cosa, pero eso de estar con mi pareja delante de un desconocido sacándome fotos… como que no es lo mismo…

¿ Qué pasa entonces el día de mi boda ? pues que si no he hecho nada para solucionarlo, nos pasará eso, no nos sentiremos cómodos. ¿ resultado ? . saldré con cara foto, las fotos no serán naturales, estaré pendiente del fotógrafo de bodas, etc

fotos de postboda en Madrid

Por eso, como fotógrafo de bodas, recomiendo las sesiones de preboda y ahora entenderéis porqué.

1.- Es una forma de ver cómo trabaja el fotógrafo de bodas que vamos a contratar. 

Todos las personas, cuando nos vamos a comprar cualquier cosa, antes de hacer la compra, solemos probar el articulo, ya sea ropa, un producto de tecnología, o lo que sea. 

Pero en el caso de un fotógrafo de bodas, además de ver su portfolio, ¿ cómo podemos saber si esa persona es la más adecuada para capturar un momento tan importante de nuestras vidas como es el día de nuestra boda?. 

La respuesta está en la sesión de fotos de pareja o preboda. Eso nos permite ver su forma de trabajar, si nos encaja su forma de ser, si el resultado es el esperado, y todo ello sin “casarnos” con él de forma definitiva. Es una forma de estar completamente seguro de que esa es la persona adecuada para un día tan especial. 

2.- Para romper timideces y mejorar la compenetración con el fotógrafo.

Generalmente nos cuesta convertirnos en protagonista de algo, todos tenemos un punto de timidez. En las parejas, uno de los dos suele ser más extrovertido y el otro algo más tímido, o incluso los dos ser tímidos. El tener esa sesión de fotos de pareja no va a eliminar esas timideces totalmente pero si las atenúa bastante. Esto va a tener como consecuencia que el día de la boda, la pareja se encuentre más desinhibida, y las fotos queden más naturales, al mostrarse la pareja tal cual es. Olvidándose del fotógrafo y disfrutando realmente del día de su boda. 

En mi caso, como fotógrafo de bodas, cuando una pareja me contrata la sesión de fotos de preboda, no significa que sólo haga una sesión de fotos de pareja. En función de cómo se desarrolle la sesión, les ofrezco hacerse otra sesión, no porque hayan salido mal las fotos, sino porque observo que siguen estando tensos, y no me interesa que arrastren esa tensión al día de la boda. Si me han contratado la boda, no significa que les vaya a cobrar más. El precio sigue siendo el mismo. Lo más importante es que ellos se encuentren cómodos y relajados el día de su boda. Ese es mi objetivo fundamental. Si con una sesión es suficiente genial, que hacen falta dos, pues dos, o las que hagan falta. 

3.- Tener unas fotos bonitas con nuestra pareja más allá de las fotos de la boda

Normalmente, las fotos que tenemos con nuestra pareja, no van más allá de las que nos haya podido hacer alguna amistad, alguien cuando hacemos turismo, los selfies de pareja y cosas por el estilo. Con independencia de que nos recuerden cosas que hemos vivido con nuestra pareja y que nos han hecho muy felices, generalmente, ponemos cara foto, no son naturales y acaban muriendo en el móvil.

El hacernos una sesión de fotos de preboda es una buena oportunidad para tener unas fotos de pareja un poco más especiales. El fotógrafo de boda va a cuidar muchos detalles que nosotros no tenemos en cuenta, la luz, el encuadre, el lugar, que salgamos naturales, etc, etc. 

A mis parejas les ofrezco la oportunidad de hacerse incluso una sesión de fotos individual, que se sientan modelos por un día. Eso les permite tener fotos en las que se gustan como salen, que comparten con sus amistades, familia, redes sociales. Son sesiones sumamente divertidas y lo pasamos genial.

4.- Pasárselo bien.

Pues si, disfrutar de una tarde o de una mañana, pasárnoslo bien, ir a tomar algo después si se puede. Todo eso es también importante. Si no ocurre, algo no va bien, y habría que replantearse si yo soy el fotógrafo de bodas ideal para esta pareja.

Reportaje de postboda en Madrid.

fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid
fotos de postboda en Madrid

Los reportaje de postboda son la excusa perfecta para volvernos a encontrar y pasar un rato juntos. No hay nada planificado, las fotos fluyen solas, las timideces desaparecieron hace tiempo y las parejas se muestran totalmente relajadas. En el video adjunto podéis ver la serie completa de las fotos que hice este día.

Preboda en los Jardines del campo del Moro

Preboda jardines campo del moro madrid
Preboda jardines campo del moro madrid
Preboda campo del moro madrid
Preboda jardines campo del moro madrid
Preboda jardines campo del moro madrid
Preboda Jardines del Campo del Moro en Madrid - Celia y Chus

A Chus siempre ha tenido la ilusión de hacerse una sesión de fotos de preboda en los Jardines del campo del Moro, detrás del Palacio Real de Madrid.

Durante el otoño no pudimos hacer la sesión de fotos, el tiempo en la mayoría de las ocasiones no acompañaba, al final, pudimos organizarlo para tener la sesión el día 31 de diciembre, a puntito de acabar el año. Afortunadamente el tiempo acompañó.

Celia es bastante vergonzosa y en principio no le iba a resultar fácil pero Sito hizo una labor fantástica, consiguió relajarla y pudieron disfrutar de un paseo romántico por este maravilloso parque más que hacerse una sesión de fotos. Al fin y al cabo de eso se trataba, ese es mi objetivo como fotógrafo de bodas, que la pareja disfrutase del momento y yo solo ser testigo del amor que se tienen para poderlo mostrar con mis fotos.

¿ Cuántas horas trabaja un fotógrafo de bodas ?

He querido escribir este artículo porque muchas veces cuando me preguntan a qué me dedico y contesto que soy fotógrafo de bodas, una de las primeras frases que suelo recibir son: los fotógrafos de boda están forraos, ganan una pasta. Además, por desconocimiento, una gran parte de la gente, piensa que los fotógrafos de boda trabajamos solamente durante la boda y que para ese rato ganamos un montón de dinero. 

Como fotógrafo de bodas en Madrid, voy a explicaros, no lo que cobro por una boda, que eso ya está en el video donde me presento, sino las horas de trabajo que lleva la realización de una boda. Por lo menos a mi.

Soy una persona que le gusta tener todo planificado y muy organizado antes de cualquier evento, pensar en planes B para tratar de paliar cualquier contingencia que pudiera ocurrir el día de la boda, y así, pase lo que pase, poder realizar mi trabajo. 

No se otros fotógrafos qué tiempo le dedican a cada boda, pero en su día yo me hice una hoja Excel para ser consciente del tiempo aproximado que le dedicaba a cada pareja y la tabla que os pongo a continuación es el resultado. 

TareasNº de horas
1Tiempo que se hablar con los novios por telefono, whatssap, mail2
2Tiempo de reunión con los novios para conocerles y explicar mi trabajo, y que te expliquen como van a hacer su boda, lugar, día, que es lo que les gustaría, etc.3
3Tiempo para ver el lugar de la boda ( finca, iglesia, juzgado ) , lugar de la celebración ( banquete ),analizar encuadres, iluminación, tiempos de desplazamiento, etc4
4Tiempo para calcular tiempos de desplazamiento a las casas( desplazamiento real a los domicilios )3
5Preboda ( sesion fotos )5
6Selección fotos preboda1
7Procesado fotos preboda3
8Tiempo de la boda12
9Tiempo de selección de fotografías16
10Tiempo de procesado de fotografías.32
11Tiempo de generación de copias de seguridad.2
12Tiempo de entrega de las fotografías2
13Tiempo de cobro1
TOTAL86

Es obvio que si se fijase un precio hora como el que cobra un fontanero cuando viene a nuestras casas, o cuando vamos a hacer el mantenimiento del coche ( invito que cada uno vea sus facturas ) Habria muy poca gente que podría pagar los servicios de un fotógrafo de bodas. Hay que tener en cuenta que de los ingresos hay que descontar el pago de autónomos, IRPF, amortización de equipos, etc. Cuando se tiene en cuenta todos estos elementos,  ¿ se puede pensar que realmente un fotógrafo de bodas está bien pagado o que se forra con su trabajo? La respuesta os la dejo a vosotros. 

Fotos de boda naturales.

Muchas parejas cuando buscan un fotógrafo de bodas a través de internet, van buscando un fotógrafo que les haga unas fotos naturales de boda. Pero ¿ qué significa fotos de boda naturales? y los más importante ¿ cuales son los ingredientes que influyen para que se puedan tener unas fotos de boda naturales el día de nuestra boda ?

Entender qué es lo que entienden los novios por este concepto y tener claro los ingredientes es lo que va a posibilitar tener el resultado que los novios van buscando. 

Significado de fotos de boda naturales.

Bajo mi entender, lo que quieren decir los novios cuando hablan de fotos de boda naturales, son fotografías donde el fotógrafo de bodas no les haga posar, donde ellos se vean tal cual son, sin poses raras, gestos raros, ni encuadres rebuscados. Y aquí entra el meollo de la cuestión.

Todos los fotógrafos cuando están realizando una sesión de fotos, tienen muchas cosas en la cabeza, reglas de composición, balanceo de los elementos que aparecen en la fotografía para que los pesos estén equilibrados, que lo sujetos destaquen a través del uso correcto de la luz, ya sea utilizando luz natural o ayudándose de flash, etc, etc. 

Si el fotógrafo no pensara en estos elementos, entonces no sería un fotógrafo, simplemente sería una persona con una cámara de fotos que se dedica a capturar imágenes, no a la realización de fotografías. Esa es la gran diferencia entre un fotógrafo y una persona que tiene un equipo fotográfico. Por muy bueno que sea el equipo, esa persona no se convierte en fotógrafo. El dicho del hábito no hace al monje es rotundamente cierto. A un buen fotógrafo le das un equipo de gama baja y es capaz de conseguir fotografías, que una persona con equipo de gama alta no es capaz de capturar. Simplemente sacaría una imagen, que no una foto. 

Esta realidad es mucho más acusada, cuando hablamos de fotógrafos de bodas. Un fotógrafo de bodas tiene que dominar varías disciplinas de fotografía y aplicarlas durante el transcurso de la boda. Tiene que dominar el retrato, el bodegón, tiene que controlar también el estilo fotoperiodístico, etc. Son muchas disciplinas que no están al alcance de cualquiera. 

La forma en que ejecute estas disciplinas y el grado de intervención de los novios va a dar como resultado, que los novios sientan que sus fotos son naturales o no. Cuanto más intervengan en la obtención de las fotos, menos sensación de naturalidad tendrán los novios.

El fotógrafo que busca unas fotografías de boda naturales, buscará denodadamente los equilibrios en la composición, la mejor iluminación, etc, a través de moverse él en la escena donde transcurren los acontecimientos. Muchas veces tendrá que sacrificar la mejor iluminación posible que el sabe como obtener desde el punto de vista técnico y conformarse con una iluminación óptima con tal de no perturbar el devenir de los acontecimientos. Si el entorno lo permite sugerirá el mejor sitio para que tenga lugar una escena, dejando luego que transcurra de la forma natural, sin intervenir en ningún momento. Saber como usar la iluminación junto con la habilidad para capturar los momentos más entrañables y especiales de la pareja, da como resultado unas fotografías naturales de la pareja super espectaculares.

En esta sociedad donde se busca ahorrar lo máximo en todo tipo de gastos, se ha puesto en marcha el modelo de negocio de los fotógrafos de boda low cost.

¿ Qué es lo que subyace detrás de esta terminología? Bajo mi punto de vista es un gancho para atraer clientes más que otra cosa. Adicionalmente yo invito a cualquier pareja que esté buscando un fotógrafo de bodas que comparen desde un punto de vista artístico las fotografías de estas webs que ofrecen estos servicios low costs con cualquier otro profesional que no se denomina low cost. 

Yo no critico a los profesionales que ofrecen este tipo de servicios, ni mucho menos. Lo que tienen que tener claro las parejas que contratan este tipo de servicios, es lo que realmente están contratando. Lo que si me gustaría aportar a este respecto, es el valor que tienen las fotografías de boda. Y cuando digo valor, no digo precio. El decidirse por este tipo de servicios implica, evidentemente hacer un desembolso «pequeño» de dinero, pero el coste puede ser muy alto a la larga.

En una boda, las parejas de novios incurren en multitud de gastos, desde el traje del novio y el vestido de la novia, invitaciones, el convite, detalles a los familiares y amigos, el viaje de novios, fotógrafo, photocall, Candys de chuches, de quesos, jamon al corte etc, etc. Es cierto que no se incurren en todos estos gastos en todas las bodas, y que como es lógico, se quieran ajustar los gastos al presupuesto que cada pareja tiene.

Para mi, lo que si es importante, es pensar cuál de todos estos gastos nos va a quedar a nosotros como novios – matrimonio una vez que nos hemos casado. Bajo mi punto de vista, lo que realmente le queda a la pareja son los recuerdos del día de su boda y del viaje de novios.  Esos recuerdos, nos guste o no, con el paso del tiempo se irán difuminando de nuestra memoria. De ahí el valor tan grande que cobran las fotos de la boda. Esas fotos, serán las encargadas de posibilitarnos recordar lo que fue nuestra boda. Sin ellas no sería posible recordar después de mucho tiempo todas las cosas que pasaron el día que nos casamos. Además, sucede otro hecho. Durante el transcurso de la boda ocurren multitud de cosas que a las parejas de novios, le pasan desapercibidas porque no pueden estar pendiente de todo lo que ocurre a su alrededor. Este es otro elemento que hace que la labor del fotógrafo de bodas cobre tanta importancia. 

Si lo unico que queremos es tener unas fotos que sirvan de mero testimonio de que nos hemos casado, entonces da igual un fotógrafo que otro, porque nosotros como pareja lo único que buscamos son unas fotos en las que salimos vestidos de novios, donde aparecen los familiares queridos y poco más. Si es eso lo que buscamos, los fotógrafos de boda low cost, son perfectos, porque nos ofrecen lo que vamos buscando, sin más pretensiones y a un precio muy razonable.

En este tipo de servicios low cost, lo que se hace es contratar un número de horas de trabajo y una determinada calidad de servicio y de atención a la pareja. Eso, lo que significa son fundamentalmente 2 o 3 cosas: 

1ª.- Estamos poniendo limites a lo que queremos recordar el día de mañana. ¿ sólo queremos recordar lo que fue la ceremonia civil o religiosa? ¿ queremos la ceremonia y luego solo unas fotos con la familia? O ¿quizá solo hasta el coctel? 

2ª.- ¿Que atención queremos recibir por parte del fotógrafo? ¿ va a estar solamente con nosotros el día de nuestra boda o cuándo vayamos a contratar el servicio ? ¿ conocemos que fotografo realmente va hacernos las fotos ?

3ª.- ¿ Qué calidad artística buscamos en nuestras fotos ? ¿Queremos tener como recuerdo unas fotos que podía hacer cualquier persona con una cámara de fotos? O queremos unas fotos que nos llame la atención por los momentos capturados y por el valor artístico de las mismas?

En esto es en lo que se basa los llamados fotógrafos de boda low cost. Yo lo reconozco. Yo no soy un fotógrafo de bodas low cost. Pero no lo soy no por el precio sino por el concepto. Si hay algo que me gusta de esta profesión es la de contar las historias de los novios que me eligen como fotógrafo de bodas y aportar mi lado artístico a esas fotografías. Y ese concepto es incompatible con ser low cost. 

Encontrarás muchos artículos en los que se habla de los estilos fotográficos que existen a la hora de realizar un reportaje de boda. Muchos fotógrafos de boda, en sus blogs, comentan los distintos estilos que hay. Páginas como Zankyou también incluye su artículo sobre este tema. 

En casi todos estos artículos se comenta las características que tienen estos estilos pero se olvida un aspecto clave, y es como intervienen los novios en el desarrollo de este estilo de fotografía. Bajo mi punto de vista, este punto es clave. 

Las parejas de novios, cuando están en el proceso de elegir un fotógrafo de bodas para que les haga el reportaje de boda o de pareja, lo que hacen es buscar en internet y elegir en base a precio y a si le gustan las fotografías que ven en la web del fotógrafo de turno. Esto implica que desconocen el proceso que se ha llevado a cabo para tomar esas fotografías y como va a influir este aspecto en el desarrollo del día de su boda. Lo único a lo que aciertan decir es que quieren fotografías sin posados, y que quieren que sean naturales. 

Me sorprende cuando se habla de estilo de fotografía romántica, paisajística , de detalle..Todos estos tipos de fotografías, y que muestran imagines bucólicas son, en la mayoría de los casos, incompatibles con no posar. Las parejas ven este estilo de fotografía, les llama la atención, contratan al fotógrafo y luego se dan cuenta durante el transcurso de la boda, que el fotógrafo les dirige todo el rato, les hace posar así o asao, y les consume un precioso tiempo que ellos preferirían estar con sus invitados. Pero, ¿ no se supone que precisamente esto es lo que querían evitar los novios…?

Tiempo que le dedican los novios al fotógrafo

Por eso, lo realmente importante que deben preguntarse los novios, es si quieren dedicar su tiempo, tiempo de SU boda, al fotógrafo para que saque una serie de fotografías con independencia del estilo O si quieren vivir su boda con naturalidad, olvidándose de que hay una persona sacándole fotos. 

Mi consejo hacia las parejas que están buscando un fotógrafo para el día de su boda, es que vean todas las fotos que se hicieron en las bodas que les muestra el fotógrafo. Que no se queden en un conjunto de fotos llamativas. Con ese espíritu he hecho mi web, para que se puedan ver todas las fotos que se hicieron en las bodas que muestro, para que las parejas puedan hacerse una idea de cual es mi estilo fotográfico, que puedan ver álbumes completos montados, sin trampa ni cartón o un slideshow con todas las fotos de la boda. Lo peor que le puede pasar a la pareja que contrata un fotógrafo de bodas es que se hagan una expectativa del resultado de las fotos de su boda, en base a “4 fotos” maravillosas que aparecían en la web del fotógrafo, y que cuando vean el resultado final, se den cuenta que el resultado no era lo que esperaban.   

Reportaje de boda natural

fotos de boda naturales
fotos de boda naturales
fotos de boda naturales
fotos de boda naturales
Reportaje de boda natural en Madrid

Como no podía ser de otra manera, Mercedes y Felix se han terminado casando Madrid. Han hecho una boda muy muy especial, tan especial como lo son ellos. Digamos que ya tuvieron su boda » formal » pero querían algo realmente especial, distinto a todo y a todos. Querían un reportaje de boda natural, querían tener una boda a su manera, sin las «ataduras» que muchas veces supone este tipo de eventos. Querían fotografías sin posados, pero que recogieran hasta el más mínimo detalle de como vivieron ellos un día tan especial. Creo que lo lograron y yo, como fotógrafo de bodas, feliz de poderles ayudar a hacerlo realidad.

Album de boda, como tu quieras

Como comentaba en el video que aparece en la página principal, cada vez menos me piden un álbum de boda . Eso no quita, que aquellas parejas que lo deseen puedan tener el suyo.

A mí particularmente me parece que es la mejor opción para disfrutar de las fotos. Por mucho que hoy en día estemos acostumbrados a ver las fotos en el móvil o en la tablet, la experiencia de ver las fotos impresas para mí es única. La primera vez que coges el álbum, lo tocas, lo ves… la experiencia es increíble. Luego pasa el tiempo y parece que lo tienes ahí aparcado, pero…el álbum es algo que con el tiempo adquiere más valor, le pasa un poco como a los vinos. Cuando han pasado los años y un día, lo coges, te hace revivir todo otra vez, te vienen a la cabeza cosas que parecía que se te habían olvidado, y empiezan los.. y te acuerdes de, y te acuerdas de esto otro…y fíjate como estaba fulano….

Aqui tenéis un video con el álbum de la boda de Mercedes y Felix que ya habéis visto en la página principal de la web.

Album de fotos de la boda de Mercedes y Felix

En este otro video tenéis el álbum de la boda de Estefanía y Roberto. En este caso hay hojas que han sido eliminadas porque aparecían niños y que por lógica, salvaguardo de exponer esas imágenes.

album de boda estefania y roberto

Reportaje de boda en Madrid y su simbiosis con la climatología.

Fotos de boda en Madrid Angel y Cristina
Fotos de boda en Madrid Angel y Cristina
Fotos de boda en Madrid Angel y Cristina
Fotos de boda en Madrid Angel y Cristina
Fotos de boda en Madrid Angel y Cristina
Fotos de boda en Madrid Angel y Cristina
Fotos de boda en Madrid Angel y Cristina
Fotos de boda en Madrid Angel y Cristina

El reportaje de boda de Cristina y Angel es un fiel reflejo de la climatología de ese día. Dias antes la previsión daba lluvia y tormentas intensas pero ese día hubo de todo. Hubo lluvia y hubo sol, o lo que es lo mismo, hubo momentos de mucha emotividad con abundancia de lágrimas y hubo momentos con sol radiante y mucha alegría.

Lo que no faltó en ningún momento durante toooooda la celebración fue el baile. Alli bailaban todas las mesas, los camareros y hasta si me apuras, el fotografo de la boda, bueno, un servidor no, que si no las fotos de la boda corrían peligro de salir trepidadas….

  • Postboda romantica en madrid

  • Sesión de fotos novios individual

  • Preboda fotos naturales en Madrid.

  • Boda de Mercedes y Felix